Escuela Superior de Hostelería de Sevilla

¿Conocías la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla?

Pues está considerada como una de las mejores Escuelas de Hostelería del mundo, y así lo acreditan los tres premios otorgados por Eurhodip, la entidad que agrupa a las principales escuelas y universidades del sector.

Ha sido elegida “Mejor Escuela Europea del Año” en 2000, 2005 y 2017; además, cuenta con el “Premio Iberoamericano a la Excelencia Educativa” que otorga el Consejo Iberoamericano de Universidades y es sede de AHEOS, la Asociación de Escuelas de Hostelería Españolas.

Fundada en 1993 por Don Luis de Lezama como respuesta a las necesidades de una formación de calidad en el ámbito de la hostelería en España, su filosofía ha sido siempre “aprender haciendo”, es decir, el aprendizaje teórico de ideas y conceptos ha de combinarse necesariamente con la formación práctica en un entorno real, pues sólo así se proporciona a los futuros profesionales del sector los conocimientos, la experiencia y una capacidad de integración que, al finalizar sus estudios, les aporta una ventaja competitiva a su perfil y a su curriculum profesional.

La Escuela Superior de Hostelería de Sevilla es un Centro de Formación Superior cuyo objetivo principal es formar en valores y fomentar la excelencia entre sus alumnos, proyectando sus habilidades y competencias hacia un mercado laboral exigente, en continuo cambio y de ámbito global.

Además, desde el año 2007, la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, de reconocido prestigio por su rigor y calidad formativa, y con la que comparte el interés por la investigación, la innovación y el desarrollo en diversos ámbitos, les da validación sus planes de estudio, tanto los de Formación Superior como los programas de Postgrado.

Se encuentra ubicada en la Isla de la Cartuja, la zona de desarrollo tecnológico y académico más pujante de la ciudad. Cuentan con un edificio singular de más de 2.000 m2 en la orilla del río Guadalquivir, con unas instalaciones vanguardistas donde destacan sus cocinas-taller, el aula de cata y el laboratorio de I+D+i. Además, esta escuela les da la posibilidad a sus alumnos de trabajar desde el primer día en un entorno real en la Taberna del Alabardero, prestigioso restaurante y hotel en el centro de la ciudad perteneciente al Grupo Lezama.

En definitiva, está claro que se ha merecido a base de mucho esfuerzo, constancia y trabajo duro ser considerada como una de las mejores escuelas de hostelería del mundo. Aquí entienden que el mejor sistema para la formación integral del alumno es la combinación de teoría y práctica. Sin duda, una opción más que recomendada para todos aquellos que quieran dedicarse a esta profesión.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *